Perfiles Urbanos
De menor a mayor

Virginia Luján Sosa, la ex oficial de seguridad bonaerense que se convirtió en una activista contra la delincuencia

La ex oficial de seguridad bonaerense Virginia Luján Sosa.
Actualmente se dedica al activismo en contra de la delincuencia. (Foto: NOVA)
"La Rusita" junto a la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.
Incursionó en política varias veces, a tal punto de convertirse en una referente de la derecha en Mar del Plata. (Foto: NOVA)

La ex oficial de seguridad bonaerense, Virginia Luján Sosa, siempre se encuentra en boca de casi todos por su manera de declarar sin filtros y el enorme activismo que genera su persona en contra de la delincuencia. Ejemplo de ello fue su eterna batalla para el traslado de la Zona Roja en Mar del Plata, lo cual llegpo a ser tema de agenda.

Algunos la apodan "La Rusita" y otros la califican como "La Nayib Bukele marplatense", debido a sus propuestas en materia de seguridad. Cada declaración suya la llevó a que los micrófonos de los medios de comunicación la buscaran, ya que ha llegado a pedir por la portación y tenencia de arma civil, con la idea de bajar la delincuencia.

Entre otras de sus batallas, está el pedido por aquellos que trabajan en las fuerzas de seguridad nacional, provinciales y municipales, ya que muchos agentes la tienen como el rostro de la Familia Azul. "Nos quitaron el uniforme e hicieron lo mismo con nuestra identidad", señaló en una entrevista con NOVA.

Desde el año 2005 se dedicó a ser policía para la provincia de Buenos Aires, hasta que la cesantearon el 8 de noviembre del 2014, tras haberle armado un sumario administrativo, sin justificativo alguno. Llegó a encadenarse junto a dos oficiales en las rejas de la Catedral local. Lamentablemente quedó en la nada misma todo.

Los señalamientos fueron hacia la gestión del ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, quién no decidió escuchar sus reclamos laborales para todos los efectivos de la fuerza de seguridad provincial. A partir de allí, fue objetivo de operaciones por parte del kirchnerismo y una parte del peronismo.

Su incursión en el periodismo y la política

Sosa llegó a ser parte de medios grandes e independientes para poder ganarse un lugar en la batalla cultural. Por ejemplo, estuvo en medios como Crónica TV haciendo móviles y hasta tuvo su propio programa en Club Radio FM, siempre volcando sus conocimientos en materia de seguridad.

Radioescuchas y seguidores de ella le llegaron a pedir que se involucrara en el mundo de la política. Al principio sintió negarse, sin embargo los incesantes reclamos hicieron que terminara inclinándose por ser precandidata.

Trabajó junto al precandidato a intendente, el prestigioso abogado Julio Razona, en el sello de Movimiento Ciudadano (dentro del Frente Despertar de José Luis Espert) en le año 2019. Su participación fue como concejal, para luego probar nuevamente en el Legilslativo bonaerense desde el Partido Conservador Popular (PCP) en el 2021.

En la actualidad, se encuentra trabajando junto al doctor Fernando Burlando para el 2023, dentro de la línea de Javier Milei, nuevamente como aspirante a legisladora provincial en La Libertad Avanza (LLA). ¿La tercera será la vencida como se dice?

Una vida constante con el activismo

Sosa siempre fue reconocida por ser una mujer ex policía que se dedicó de lleno al activismo en el Municipio de General Pueyrredón (MGP), lo cual la llevó a estar constantemente en el ojo público. Ya sea mediante la persecución de propios, o bien de ajenos.

Una de sus últimas guerras, fue por el intento de evitar el trabajo libre de los repartidores de aplicaciones digitales. Siendo ella una de las voceras oficiales de una facción de los trabajadores, contra aquellos que eran filtrados por militantes de La Cámpora (LC).

Estos últimos llegaron a generar presión mediante el grupo de choque conocido como la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CoRRePI). La misma buscó ensuciarla a través de su relación con el dirigente patriota Carlos Gustavo Pampillón, otro personaje perseguido por el kirchnerismo, debido a sus batallas por la verdad.

Entre varias de las mentiras que se difundieron en modo de operación contra "La Rusita" Sosa fue el hecho de decir que ella era parte de un grupo parapolicial llamado "Escuadron Espartano de Reparto". El cual habría sido creado con el fin de "combatir a punta de pistola, de ser necesario, la inseguridad" que sufren los trabajadores de apps.

"Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad", aseveró el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, y ello se lo aplican a "La Rusita". Esa mujer que batalla soledad y el feminismo ni siquiera ayuda. Sin embargo, parece no necesitarlo.

Lectores: 640

Envianos tu comentario