Política
Exclusivo de NOVA

El funcionario Bonifatti y su horroroso desempeño en las delegaciones de "La Feliz"

El secretario de Gobierno municipal, Santiago Bonifatti. (Dibujo: NOVA)

Nada queda ya de camino al ballotage, en dónde pasa ello y el intendente marplatense Guillermo Montenegro comienza a dejar en claro cuál es el lugar de cada funcionario municipal. Allí se dejaría en claro el sitio nuevo para el actual secretario de Gobierno local, Santiago Bonifatti, al cual muchos desean que quede fuera por completo. Sin embargo, al parecer estaría al frente del Ente Municipal de Servicios Urbanos (EMSUr), en dónde lo esperan bastantes carpetazos que más adelante mencionaremos.

Ahora bien, lejos quedó ese abrazo entre Montenegro y Bonifatti, cuando este último apenas perdía las elecciones en una suerte de candidato a intendente peronista desde Consenso Federal, detrás de Roberto Lavagna para Presidente y Eduardo Bucca para gobernador bonaerense. Ya no es lo mismo 4 años después.

El territorio, tanto para las primarias como las generales, estuvo a su cargo y ello brilló por su ausencia. En la misma línea, no puso un solo local partidario, mucho menos alguna panchera para dejar en claro algo de presencia en alguna sección de la ciudad de Mar del Plata. Desde el radicalismo y los sectores amarillos, hasta la "pata peronista" y la Coalición Cívica ARI (CCA) hicieron sus deberes. Ni Bonifatti o su subsecretario de Gobierno comunal, Julián Mascitti, hicieron algo. Pero ambos se tomaron licencia por vacaciones luego del fracaso del 22 de octubre.

El horror en las delegaciones municipales

Parte del acuerdo entre Montenegro y Bonifatti era darle autonomía al "Petizo" en su labor como secretario de Gobierno, en dónde las delegaciones, juzgados y demás ramificaciones podría tener gente de su riñón. Ahora, lo tuvo y no supo o pudo encontrarle la "vuelta" para hacerse una autodeterminación. Cuando se lo necesito aceitado y trabajando, al menos, durante las campañas, fracasó de forma rotunda.

Por ejemplo, la Delegación Batán tuvo a Alejandro Estrada, cuñado del subsecretario Mascitti, con nada de gestión y sin relación alguna con los empresarios. Como si de una broma pareciera, dicho funcionario no concretó una sola reunión con el cordón frutihortícola. Lo que sí logró fueron quejas de la cantera Yaravi y solicitudes de juntas, las cuales nunca fueron atendidas. En el Parque Industrial pocos empresarios lo conocen...

Otro caso es el de Sierra de los Padres, en dónde se ubica Julio Romero, quién jamás solucionó un problema puntual. Uno fue el de la Laguna, cero gestión de limpieza y los baños cerrados por completo. Esto último llevó una crítica al intendente Montenegro de parte de la Defensoría del Pueblo, presentando un escrito juntos a instituciones vecinales. Tampoco intervino en los pedidos del cordón frutihortícola, una costumbre de la gestión Bonifatti y sus amigos.

También está la Delegación de Estación Camet con Pablo Pérez al frente, de relación directa con la familia Mascitti. Este hombre pertenecía a la Sociedad de Fomento de esa misma zona. Cuando desde NOVA se hizo una investigación en el lugar, desde las reservas forestales no tuvieron la mejor de las opiniones, más bien reclamos sobre la inundación del barrio 2 de Abril y los constantes basurales a cielo abierto.

Otro problema está en la Delegación Puerto con Patricio Ciminelli, a quién dejaremos fuera las denuncias por presunta violencia de género en su contra, solo nos centraremos en su gestión. En primer lugar, es importante remarcar que este hombre es soldado de la primera hora del secretario Santiago Bonifatti, empezando como chofer personal del mismo cuando ambos ocupaban el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado (EMViAl) bajo el Gobierno de Gustavo Pulti.

Como funcionario local, Patricio Ciminelli, vecinos de la zona remarcaron lo siguiente a este portal: "No nos atiende a los vecinos y cuando lo hace con alguno, solo hay soberbia. Nos hemos quejado en el Municipio, pero no sabemos si el intendente Guillermo Montenegro está al tanto de lo que hacen estos personajes bajo sus órdenes".

Por último, tenemos la Delegación Chapadmalal, en dónde se encuentra Héctor Tony Curuchet, más bien conocido por pasarse los fines de semana comiendo en un local gastronómico reconocido de Constitución y no dar la cara en sus funciones. Es más, dejó de ir un tiempo a ese sitio, porque cuando sucedió lo de El Marquesado, brillo por su ausencia.

A pesar de que Curuchet no fija reuniones con los vecinos (pedidas hasta por escrito) que piden conocerlo, muchos de ellos lo tienen visto por un supuesto terreno de la zona que ha sido tomado por el mismo Héctor y su familia. Al menos, así lo denuncian personas que hablaron con este medio, ya que desde este portal se intentó darle derecho a réplica, pero no vamos a comer al mismo lugar. ¡Una pena!

Montenegro busca darle lugar a los funcionarios para este nuevo tramo de Gobierno local, con Bonifatti al frente del EMSUr, o cualquier área de gestión, sería un problema grave. Claro está que conoce mucho la funcionalidad del Municipio, pero poco lo trabaja. Amén de ello, generó más problemas de los que pudo arreglar. Electoralmente, los lugares bajo su lupa terminaron siendo ganadas por Unión por la Patria (UxP).

La Delegación de Batán terminó siendo intervenida por gente de Christian Lence, ante las enormes problemáticas que generó la gente de Santiago Bonifatti. ¿Aún lo tendrán en cuenta?

Lectores: 696

Envianos tu comentario