Política
Fractura

Se incendia el círculo rojo: la UCR aprovecha y se lanza a la interna

El diputado bonaerense Diego Garciarena, cercano al senador Maximiliano Abad, empezó la batalla contra Propuesta Republicana (PRO). (Dibujo: NOVA)

"El manejo de la economía también es atender las demandas de los circuitos productivos regionales. En Mar del Plata, la situación sigue siendo grave y se necesita celeridad para poner a funcionar políticas de estímulo para el desarrollo productivo", sentenció hace días en X, ex Twitter, el diputado bonaerense Diego Garciarena de la Unión Cívica Radical (UCR).

Vale remarcar que el legislador provincial es reconocido en el círculo rojo marplatense por su cercanía y lealtad al senador Maximiliano Abad. Por lo que, desde Propuesta Republicana (PRO), lo entendieron como un golpe por debajo del cinturón, apuntando al favorito funcionario municipal: Fernando Muro.

En base a todo ello, desde el radicalismo se busca dar mayor aire al senador bonaerense Ariel Martínez Bordaisco, a pesar de que las vistas se encuentran en la elección de diciembre que tendrá la UCR. Del mismo modo, "Maxi" Abad apunta a su batalla contra los legisladores Martín Lousteau y Facundo Manes.

Abad "coquetea" con las líneas de La Libertad avanza (LLA) sin muchas ventajas, más allá de sus charlas con el asesor cercano a Karina Milei, Eduardo "Lule" Menem. Mientras que Lousteau hace gala de presencia en la famosa Mesa de Ensenada del gobernador bonaerense Axel Kicillof y Facundo Manes arma por fuera de la UCR un espacio "anti casta" de centroizquierda, junto a la diputada Natalia De la Sota.

Dentro de la misma línea, "Maxi" Abad se encontraría enfrentado con el Gobierno de Guillermo Montenegro en Mar del Plata, como consecuencia de los dardos que vienen desde el espacio radical: primero con el concejal Daniel Núñez y ahora mediante el legislador provincial Diego Garciarena.

Está a la vista el posicionamiento del jefe comunal marplatense, como casi un dirigente más de La Libertad Avanza. No solamente por sus movimientos, sino más bien por el discurso y los actos de decisión política. Entendiendo que el mismo Guillermo Montenegro se sienta dentro de la mesa chica del macrismo a nivel nacional.

Ahora bien, el senador Abad tiene el tratamiento de la Ley Bases de frente, las elecciones de la UCR y su intento de poder bonaerense del partido histórico. La vicepresidente Victoria Villarruel y "Lule" Menem lo siguen recibiendo, pero aún "Maxi" no da señales o guiños al oficialismo, cuando un sector del radicalismo ya se franelea con los K. ¿Mar del Plata a merced de Javier Milei indirectamente?

Lectores: 282

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: