Panorama Político de Mar del Plata
Cualquier puerto le viene bien

¡Se hace el tonto y va con todos! el dirigente Lucas Fiorini y su manía de cambiar color como de calzoncillo

En su trayectoria fue seguidor del menemismo, militante del kirchnerismo, concejal del Frente Renovador, senador de Juntos por el Cambio y ahora es "compañero" en Todos, mientras negocia con libertarios. (Dibujo: NOVA)

El dirigente político de Mar del Plata, Lucas Fiorini, es un hombre de quien uno tiene que llevar consigo demasiado cuidado, como consecuencia de su obsesión por “ordenar la rosca política”. Sin embargo, muchos le piden paciencia y que no exponga el arreglo que conduce su “monje negro”, Martín Abonjo.

Se trata de un ex senador bonaerense (se llevan mejor sueldo con el 71,2 por ciento por encima de cualquier persona del Gabinete nacional) que supo pasar por casi todas las banderas. Inició en el menemismo y kirchnerismo, para estar actualmente haciéndose espacio en el interior de La Libertad Avanza. Puro márketing.

Sus inicios se dieron en la Unión del Centro Democrático (UCEDE), con mucha cercanía hacia las filas de, por aquel entonces Presidente de la Nación, Carlos Saúl Menem. Así también, se encontraba en el interior militante del Partido Justicialista (PJ), aquel que es muy distinto a cuando se la pasaba con plenas cercanías y no podía seguir con sus pensamientos alineados al Opus Dei.

Todo quedó atrás al momento de ponerse en las filas del Frente para la Victoria (FpV) de la ahora vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner y su difunto esposo (ex presidente sobre todo) Néstor Kirchner. Con lo cual, renunció a sus ideales para mantenerse así y poder escalar en la política local.

El nuevo fuerte pasó por su cambio al Frente Renovador, lo cual le permitiría desembarcar al Concejo Deliberante de General Pueyrredón (HCD). En su afán por escalar, se postuló para intendente y enfrentó a Cambiemos y Unidad ciudadana.

Por consiguiente, se la rebuscó para negociar con algunos círculos del oficialismo que comandaba la entonces gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Tal fue así, que logró escalar hacia el Senado de la provincia de Buenos Aires y, desde allí, volvieron los delirios de grandeza y se comenzó a preparar para el próximo 2023.

Ya con claras diferencias acerca del intendente de Guillermo Montenegro, se hizo hacia un costado y comenzó a telar para ponerse al frente del Gobierno municipal. Tuvo un paso vecinalista con el partido Crear Mar del Plata, y se le animó a los sufragios en el pasado 2021. Igualmente no había situaciones clara.

Vale dejar en claro que, en la actualidad, ama su propina en el PJ detrás de la titular de ANSES, Fernanda Raverta. Algunos mencionan a NOVA que ante el cierre de posibilidad para ir al Banco Provincia, Fiorini visualizó diferentes posibilidades.

Ante todo lo referido, es más que clara la postura de Fiorini por seguir trepando y utilizando como “caballito de batalla” al concejal Alejandro Ángel Carrancio que se hace pasar por seguidor inamovible del legislador electo Javier Mieli. Sin embargo, quien planea desde las asombras es más bien Juliana Santillán, no le importa factor, va por una candidatura a intendente.

Lectores: 368

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: