Panorama Político de Mar del Plata
La amplia avenida del centro

¿Por qué Montenegro es tibio para decidirse entre Massa y Milei?

Los candidatos presidenciales Sergio Massa y Javier Milei, con el intendente marplatense Guillermo Montenegro en el medio. (Dibujo: NOVA)

"Es un quilombo entre los de La Libertad Avanza (LLA) y la gente de Propuesta Republicana (PRO)", anunció una de las coordinadoras sobre lo que es la fiscalización, ante la tímida consulta de una dirigente del Municipio de General Pueyrredón (MGP). Mar del Plata es uno de los escenarios más importantes de la Quinta Sección Electoral bonaerense, pero ni el massismo, mucho menos el sector opositor nacional, han logrado tomar terreno.

Si bien el aparato macrista bajó línea para imponer su apoyo hacia el candidato presidencial Javier Milei, muchos no le respondieron como esperaba. Desde el minuto uno, el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, se mantuvo neutral de cara al ballotage, con "libertad de decisión" entre sus funcionarios y dirigentes.

De este modo, algunos radicales decidieron respetar la neutralidad, mientras otros por debajo de la mesa están trabajando para aportarle a Milei. Asimismo, algunos "amarillos" siguieron la idea de no expresarse en favor de Massa o Milei, el caso más práctico es el empresario y coordinador del PRO en la ciudad, Emiliano Giri, quién hasta cruzó por las redes sociales a quiénes se oponían a su neutralidad. Del otro lado, el encargado de la Quinta Sección Electoral bonaerense, Gustavo Jara, se encargó de seguir la línea de su líder Patricia Bullrich e inclinarse por el libertario.

En cuánto a la "pata peronista" de Juntos por el Cambio (JxC), figuras como Emilio Sucar Grau decidieron aportar a la estructura de La Libertad Avanza. En discrepancia, espacios como Juntos en Acción y hasta la concejal Ilda Mercedes Morro, con la herramienta de la "libertad", demostraron su apoyo por Massa. En el caso de la edil, el sábado pasado fue a visitar el local del dirigente del Frente Renovador (FR), Cristian Azcona.

¿Por qué ocurrió esto? Montenegro desde el principio, a pesar de ser un íntimo del círculo de Mauricio Macri, cuando fue momento de las internas se encargó de mostrar lejanía con Bullrich y cercanía hacia el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta. Fuentes anónimas sentenciaron que "Pato" eso lo tomó como una "falta de respeto". A ello se le añadió que, una vez victoriosa la ex ministra de Seguridad, en las generales el jefe comunal marplatense la "puenteó" con el corte de boleta en favor de Milei y, también, de Massa.

A su vez, vale recordar que, mientras Macri pone sus fichas en Milei, Montenegro se hace el desentendido con que hay "libertad" y "el voto es de la gente, no míos". ¿A qué se debe? El intendente sabe bien que la próxima meta es ir por la Gobernación bonaerense, con lo cual ya empieza complicado teniendo en ese lugar hoy a Axel Kicillof. Por lo tanto, eso se complicaría con Sergio Massa sentado en el Sillón de Rivadavia.

Inclinarse hacia Milei, sería una bomba de tiempo si ganara Massa, porque necesita que le atiendan el teléfono en Nación y Provincia para lograr su cometido de ir por la Gobernación y realizar una gestión prolija. Jugársela por el ministro de Economía, lo dejaría en números negativos con el libertario, del cual la única cercanía es la simpatía de la mayoría de sus funcionarios municipales con LLA solamente. O sea, se encuentra en "jaque mate".

De momento, el intendente espera y larga al terreno de batalla a sus soldados, tanto buenos como medios y malos. Además, lanzó la orden de poner en la vidriera local al Gabinete municipal, porque su cabeza está en construir su imagen dentro del territorio bonaerense, en dónde los únicos caudillos vivos para competirle el lugar con el jefe de Gobierno porteño electo Jorge Macri y Diego Valenzuela de Tres de Febrero.

Lectores: 388

Envianos tu comentario