Panorama Político de Mar del Plata
Solo uno decide

Montenegro el dueño de la lapicera en la ciudad

El intendente se encarga de escoger los representantes de Juntos por el Cambio. (Dibujo: NOVA)

El intendente Guillermo Montenegro se habría quedado con el poder total de la lapicera en la ciudad de Mar del Plata, gracias a su astucia y por los arreglos dados en territorio nacional y bonaerense. Por lo cual, el senador por la provincia de Buenos Aires, Lucas Fiorini, quedó atado de pies y manos para presentar internas en Juntos por el Cambio.

Se contó con la posibilidad nata de poder llegar a retener un sitio en la lista única, pero el jefe de la Comuna se rehúsa a que suceda algo por el estilo. Ya que, las internas con el legislador son de lo más ásperas y pareciera no tener marcha atrás.

Del mismo modo, cabe destacar que Crear Mar del Plata se encontraría impuesto en las calles de la ciudad con un propósito de lo más imprescindible, tras la formalización de la personería jurídica que los habilita a poder ir en soledad de quererlo. Sin embargo, no hay nada oficializado de momento.

Emiliano Recalt, Federico Scremin y Fernando Navarra son los nombres más poderosos del legislador en el ámbito local, pero no tienen reconocimiento dentro de la localidad, mucho menos en los barrios. Sin embargo, quien no tiene obligatoriedad de renovar, pero cuenta con cierto reconocimiento, es el edil Alejandro Carrancio.

Fuentes oficiales aseguraron a NOVA que el mandatario marplatense afirmó que no le daría espacio de interna, mucho menos un sitio en lista, a Fiorini o cualquiera de sus hombres. Más bien, dichos espacios serían exclusivamente de la pata peronista que convergen la concejal Ilda Mercedes Morro y el titular de Inspección General, Marcelo Cardoso.

Desde el cierre de alianzas internas con el neurocientífico radical Facundo Manes que apoya el diputado provincial Maximiliano Abad, en lineamiento con el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Martínez Bordaisco.  Ahora sumado también el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, fortalecido por la baja del intendente de Vicente López, Jorge Macri, más el apoyo del ex senador nacional Miguel Ángel Pichetto.

Entendiendo los movimientos, es necesario entender que Santilli era el supuesto padrino electoral del referente de Crear Mar del Plata, pero todo ello perdió fuerzas. Ya que, quien supo ser candidato a vicepresidente de Mauricio Macri en 2019, tiene a sus cabecillas en la ciudad y tampoco piensan abrirle juego al legislador bonaerense.

Prosiguiendo lo anterior, queda claro que el poder de decisión está en Montenegro y nadie más. Por lo tanto, el panorama político para Fiorini es casi nulo. “Solamente el peronismo republicano tiene potestad de pedir internas, y parece ser que ni cerca están de ello”, indican a este medio desde el Palacio Municipal.

Repercusiones tras el armado de Juntos por el Cambio

Con Fiorini fuera del juego en el oficialismo local, obligadamente se deben buscar un nicho de votantes que descuente en buenahora a Muro y el listado de Frente de Todos. Ahora bien, muchos especialistas entienden que solamente habría peronistas y algunos derechistas en su presunto electorado.

Lo concreto es que ello ya tendría un referente de primera hora, el empresario gastronómico César Moraiz. Con el sello del Frente Patriota, encuestas indican que cuenta con una intención de voto rondando el 8 por ciento y un reconocimiento de lo más alto.

Ello deja por los suelos a quienes podrían estar al frente de Crear Mar del Plata, al no ser caras conocidas o ya trabajadas. Amén de que aquel vecinalismo reposado en los ex intendentes Carlos Fernando Arroyo y Gustavo Pulti, ven con buenos ojos a Moraiz.

Ante todo lo referido, vale recalcar que el senador bonaerense no solo jugó una mala pasada que lo dejó sin representantes en el Ejecutivo local. Ahora bien, podría ser otro golpe quedarse sin presentes en el legislativo bonaerense.

Lectores: 680

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: