Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga y el cabaret de Crear en Mar del Plata

Martín Vestiga, un fiel colaborador de NOVA. (Dibujo: Fernando Rocchia)

Sagaz como siempre. Intrépido e inquisidor. Adjetivos que sólo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Elba Lazo y Elsa Porrico son 2 amigas que me dio la vida durante toda la trayectoria del periodismo, por lo que no pude negarme a la invitación que me hicieron bien temprano al Concejo Deliberante: mate y bizcochitos. No había que llevar nada.

Primero, el medidor de temperatura y la payasada del barbijo a los oficiales de seguridad municipal (que llevan el uniforme de la Policía Bonaerense). Luego, las escaleras al primer piso. Finalmente, el despacho de la concejal para quien trabajan.

- ¿Viste lo del ex basquetbolista Nicolás Lauría? Otra vez anda correteando a la esposa de Alejandro Carrancio. Ella le fue infiel con la ex estrellita de Peñarol. – Se escuchó desde el despacho del mismo referente del espacio que conduce expresamente el ex senador “cambiemita” Lucas Fiorini, y a oscuras Martín Abonjo.

- Dicen que ella (Lucía Lourdes Turrion) era antes amante de “Ale” y bueno… cómo dice el dicho: “Cuando abandonás tu lugar, otra persona lo ocupa”. – Expresó una de las 2 “cotorras” que chusmeaban, mientras mis amigas y yo aguardábamos silencio para que no nos descubran desde el despacho vecino. Un poco de tranquilidad, y podés llevarte mil historias nuevas del HCD.

- ¡Encima me contaron que “Nico” la pasó a buscar hasta la casa a “Lucy”! Qué rapidita. – Sentenciaba con sello y todo incluido uno de los pericos.

- Podés ser fácil, pero no una desubicada. Eran amigos. Se juntaban a salir para tomar algo y hasta jugaban al fútbol. – Lamentó una de las chicas.

- ¿Será de él el hijo que espera? ¿yo le haría el ADN? – No me pude resguardar mi tos ante semejante información, por lo que hubo silencio atroz del otro costado. Parecieron darse cuenta de mi presencia en el lugar. Un solo bizcocho de grasa me pude comer nada más.

Mi amiga Elba Lazo me mencionaba que es sumamente normal que “entre las 9 y las 11, antes de que lleguen los concejales, estén los asesores hablando de lo que pasa en las vidas privadas de cada funcionario, edil o hasta entre ellos mismos”. Las paredes hablan. ¡Y cómo!

Por el costado de Elsa Porrico, se afirma que el tema de infidelidades o la corrupción de la Biblia en Éxodo 20:17 sobre que “no codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo”, son costumbre pasarlas por alto. No hay manera de que las cosas entre los “equipos” terminen mal.

Uno tiene la perspectiva de que políticamente se trabaja en conjunto con las coaliciones, para poder llevar a cabo ideas o proyectos. Por temas de “rosca” o discrepancias, se rompen las mismas. En este caso, como si se tratase de un vestuario de fútbol, el lío vino por el costado de las polleras.

Y ahora yo

Aprovecho la ocasión

Y esa chica viene a mí

A mi coche va a subir.

Esa chica está aquí

Y esta noche va a dormir conmigo

Lectores: 161

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: