Perfiles Urbanos
Un verdadero ejemplo

Loreley Laboratto, una joven que con pocas herramientas obtuvo el mejor promedio de medicina en la UNMdP

Loreley Laboratto junto a su familia.
Recibió la distinción como el mejor promedio de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP).
Tiene 24 años de edad y ya está egresada en Medicina.

La carrera de Medicina llegó a la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) casi como un obsequio para Loreley Laboratto en el año 2016, cuando se encontraba despachando sus últimas herramientas en la secundaria del Instituto Minerva.

Según comentó ella misma, iba todas las semanas al locutorio más cercano a su casa para poder llamar a la universidad y así averiguar sobre las novedades de la carrera. Cuando muchos jóvenes aún se plantean varias dudas sobre qué hacer una vez finalizada la secundaria, Laboratto, con apenas 17 años, ya confirmaba su anhelo por ser médica.

A pesar e todo ello, ella ya sabía que ir a una universidad privada o mudarse a La Plata no estaba dentro de sus posibilidades. Sin embargo, todo se le dio como suerte del destino.

La joven de 24 años recibió el reconocimiento especial al mejor promedio (9,28) de la primera promoción de Médicos egresados de la casa de altos estudios de Mar del Plata.

"Sabía que por mis posibilidades económicas no iba a poder pagar la cuota de la facultad privada que era la única en la ciudad que dictaba la carrera y mucho menos iba a poder costear el traslado a La Plata, así que estaba atenta a la fecha de inscripción para no perder la oportunidad", recordó Loreley.

"No puedo precisar una fecha o un hecho puntual, siempre supe que quería ser médica, siempre tuve vocación", sentenció la nueva médica de Mar del Plata. Y recalcó: "Mi hermano mayor se recibió de abogado y en unos días, mi otro hermano se recibe de ingeniero químico".

"Tuve la suerte de que mi familia siempre me apoyó en todo, tanto anímicamente como en la parte económica. Esta es una carrera en la que si tenés que trabajar, es muy complicado llevarla al día y a mis padres nunca les sobró nada", subrayó.

Y siguió: "Mi papá es albañil y tuvo una etapa en 2019 en la que se quedó sin trabajo, tuvo que salir a hacer changas. No teníamos para cenar, a veces pedíamos fiado y mucho menos para comprar apuntes. Llegamos a vivir en la calle un tiempo, así que tenía que leer desde el celular o con suerte desde el monitor de una computadora, fue una época muy dura y super estresante".

"Creo que este título es también de ellos, de mi papá y mi mamá que siempre nos inculcaron que te salva es el estudio y que podés cumplir tus sueños. Este logro también es de ellos", afirmó.

Al explicar sobre cómo sigue su carrera, Loreley señaló que tiene pensado realizar la especialización en Cardiología: "Es una especialidad que se está actualizando constantemente y me gustaría hacer la especialización en un hospital de alta complejidad en Capital Federal".

"Prometo ejercer esta hermosa profesión hasta el último día de mi vida con el mismo amor que sentí desde el primer día en que la elegí, y por el cual, la volvería a elegir un millón de veces más", concluyó la nueva médica de Mar del Plata.

Lectores: 406

Envianos tu comentario