Panorama Político de Mar del Plata
¡Pobre lapicera!

La caballería radical revuelve el juego de Juntos por el Cambio

La concejal Vilma Baragiola y el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Martínez Bordaisco, están demasiado fuertes en el territorio local. (Dibujo: NOVA)

El neurocientífico Facundo Manes ha dado un vuelco de 180 grados con su aparición en la política local, ya que todo estaba a arreglado y, de último momento, se decanta la balanza. En Mar del Plata, ha sido un pantallazo para el radicalismo y cambia la situación.

Ariel Martínez Bordaisco, presidente del concejo Deliberante, y Vilma Baragiola, concejal y cabecilla del interbloque de la Unión Cívica Radical, han levantado la frente tras lo que es una unificación y fortaleza inminente de Manes en provincia de Bueno Aires.

Durante las últimas semanas, se ha llegado a realizar encuestas importantes desde el mismo organismo opositor nacional, en donde el mejor candidato que podría ofrecer Juntos por el Cambio, según las personas, es el neurocientífico ex massismo. Con un 22,8 por ciento se ubica mejor que la ex gobernadora María Eugenia Vidal o el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

Se sabe que Fernando Muro, secretario de Producción e Innovación, es actualmente el posible primer candidato a concejal de JxC y principal hombre del radicalismo. Sin embargo, no resulta ser del riñón mismo.

Ahora bien, vale recalcar que los últimos movimientos dados en el fortalecimiento que conlleva nacionalmente el legislador Alfredo Cornejo y provincialmente Maximiliano Abad, hacen que se envalentone lo municipal. Según indican fuentes oficiales, se llega a pensar el pedido de un candidato más teñido de rojo, o bien que se presente una lista interna exclusivamente UCR.

Para muchos resulta una total arrogancia tener que pasar a un cambio de jugada tan exponencial. Pero claramente el termómetro electoral está en el auge más alto y se entiende que las cartas a jugar son de lo más arriesgado. Lecturas y encuestas le siguen aportando a Juntos por el Cambio un futuro destructivo.

La aparición del líder derechista, César Moraiz, con sus más de 7 puntos de intención de voto y recurridas reuniones, han hecho que tanto oficialistas como opositores estén a la vista. Algunos llegan a afirmar que el voto radical hasta podría tenerlo como opción por su armado heterogéneo.

Sin ir más lejos, cuando se deliberó la idea de nombrar al nuevo titular de la secretaría de Turismo, tras la salida de los fiorinistas, buscaron tentarlo de alguna forma para bajarlo. Según fuentes anónimas, aseguraron a NOVA que fue pedido expresamente por Baragiola para encarar ello.

¿El radicalismo busca algunas alianzas? No. Asimismo, ello no aplica a que haya algún estilo de ruptura interna. Sucede que, en la Comuna, la UCR cuida su espacio y evita mezclarse con otros espacios en un modo de desteñir, porque se encuentran demasiado fuertes y con mucha presencia propia.

Más allá de todo, no se puede dejar de hacer la vista gorda hacia el núcleo opositor interno en donde la edil Cristina Coria quiere renovar y buscar tener su propia fuerza para correr la imagen de Bordaisco y la presidente del interbloque. La misma ha llegado a expresar su malestar en más de una ocasión.

Tras varias consultas, se niega el hecho de que haya algún tipo de ruptura en los núcleos, pero no se puede negar el ambiente pesado. El cual estuvo más desatado, al momento de que resurgieron los radicales K, con el ex concejal Mario Rodríguez a la cabeza. Quien en el café de Almirante Brown e Hipólito Yrigoyen no se cansa de cerrar tratos esporádicos.

Se entiende que el ida y vuelta, como las rupturas internas o los egos, hacen mella para que haya disfrute en otros que se regodean con ello. “Estas formas de pelear sin sentido, solo hacen que los Moraiz o Pulti lleven agua hacia su molino”, expresan desde el pasillo del Palacio Municipal con profunda preocupación.

Ante todo lo referido, se puede dejar claro que lo ocurrido en materia de Provincia y Nación, abrió el debate propio en Mar del Plata acerca de las listas. La lapicera ya no es tanto del intendente Guillermo Montenegro, más bien del peso rojo que se siente desencantado con el manejo individualista amarillo.

Lectores: 473

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: