Panorama Político de Mar del Plata
Réplica nacional

Juntos se sumerge en una interna que enfrenta "Halcones" contra "Palomas"

El intendente Guillermo Montenegro encabeza la facción de centroderecha en la coalición, mientras el ala más de izquierda se encuentra bajo la conducción de la histórica dirigente radical Vilma Baragiola. (Dibujo: NOVA)

Los nichos y las internas fueron parte de Juntos en Mar del Plata desde la victoria de Cambiemos en el año 2015, y se profundizó en cada elección ocurrida. Sin embargo, el inicio más marcado de discrepancias ideológicas en la coalición oficial se ha demarcado mucho más tras los últimos sufragios en el pasado domingo 14 de noviembre.

De un costado, se encuentran los “Halcones”, quienes son un ala más contestataria y reaccionaria, a tal punto de ser considerada como de centroderecha. Se pueden encontrar algunos liberales y hasta conservadores, divididos entre Propuesta Republicana (PRO), la Coalición Cívica ARI (CC ARI) y vertientes peronistas, con el liderazgo del intendente Guillermo Montenegro.

Por otro lado, están las “Palomas” con un motivo de lo más progresista, diversificado entre algún sector amarillo y ampliado por la Unión Cívica Radical (UCR) en una centroizquierda más afable. La conducción se encuentra en manos de la histórica dirigente y posible aspirante a jefe comunal en el próximo 2023, Vilma Baragiola.

Según pudo averiguar NOVA, las direcciones son muy fuertes en casos de tendencias, sin llegar a generar enfrentamientos. Tan solo son vertientes que cuentan con sus discrepancias y maneras de labor, pero decantando en un “cara a cara” que electoralmente los mantiene por veredas distintas.

Radiografía de los “Halcones”

El jefe de la Comuna ha tenido como eje la construcción de poder, a medida también de instigar a la charla y mediación, para así no caer en una vacancia de poder. Sin embargo, se sabe que sus formas y maneras de pensar lo atajan como una persona de tendencia conservadora y manejos liberales dentro de su economía.

Su mesa chica es conformada por un amplio margen del Peronismo Republicano con el liderazgo de Marcelo Cardoso, subsecretario de Inspección General. Detrás de él otras tendencias peronistas se hacen lugar como Christian Lence, integrante de la Coordinación de Gabinete, y el abogado municipal Mauro Asdrúbal Martinelli.

Otra figura política de peso en la facción peronista es la concejal Ilda Mercedes Morro, quien proviene de la línea gastronómica de Luis Barrionuevo. Este último otro de los que tiene la potestad de reunirse a solas con el mandatario local en el UTHGRA Sasso Hotel.

Con mayor subordinación, se hace lugar Cristian Beneito desde la Subsecretaría de Desarrollo Social. Se trata del ex hombre del senador bonaerense Lucas Fiorini, quien comanda el Club de los Dolidos en el Concejo Deliberante con Alejandro Carrancio y Nicolás Lauria.

Quienes provienen del nacionalismo, pero no se alejan de un peronismo, son el legislador nacional Alberto Asseff con su comodoro local Emilio Sucar Grau, ambos del Partido Nacionalista Constitucional - Unión para la Integración y el Resurgimiento (PNC-UNIR). En el radiopasillo municipal afirman que integraría la ración de Agrupación Atlántica con el edil Mauricio Loria.

Entre las nuevas sangres, se ha comenzado a realizar un espacio César Moraiz, empresario gastronómico que supo liderar la ultraderecha en Mar del Plata, a través del Frente Patriota. Ya alejado de los sectores que lideraba Alejandro Biondini de manera local, lleva consigo un fuerte espacio a Juntos.

Asimismo, también tiene su sitio Unión por la Libertad de la presidente del PRO, Patricia Bullrich, con los integrantes de la cartera de Seguridad municipal. El titular Horacio “Toto” García y el subsecretario de transporte y Tránsito, Gustavo Jara, son los representantes del espacio.

Desde la CC ARI, en línea con Elisa Carrió, las concejales Angélica González y Liliana Gonzalorena marcan también un rumbo duro en el Poder Legislativo local. En el mismo modo, el Ejecutivo municipal tiene su eje en Bernardo Martín, al frente del Ente Municipal de Turismo (EMTur).

El PRO hace de las suyas con su personal, liderado por el senador bonaerense electo Alejandro “El Ruso” Rabinovich y alineado con el concejal electo Fernando Muro, quienes fomentan una agenda más liberal. Este último se encontrará apañado en sus pares Agustín Neme y Guillermo Volponi.

Otros de los “Halcones” que se enfilan en Juntos desde el Poder Ejecutivo son Germán Blanco desde la cartera de Hacienda, en Cultura con Carlos Balmaceda y el Ente Municipal de Deportes (EMDer) con su presidente Andrés Macció.

Conformación de las “Palomas”

La línea más blanda de Juntos tiene a la dirigente histórica y vicepresidente de la UCR, Vilma Baragiola, como la de mayor trascendencia. Pero se entiende que el liderazgo está partido entre el senador bonaerense electo Ariel Martínez Bordaisco y el legislador “madre” Maximiliano Abad.

Vale recalcar que contiene, en soledad, a su peronista con el secretario de Gobierno Santiago Bonifatti y su partido familiar Sumar. En el otro costado se encuentra la “pata PRO” con la concejal electa María Florencia Ranelucci y el jefe distrital (como también armador de campaña) Emiliano Giri.

Otros ejecutivos locales que no se representan en el radicalismo, pero se inclinan por el lado de las “Palomas”, son Sebastián Puglisi (Eduación), Mariano Bowden (Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado), Jorge Luis González (Obras y Planeamiento) y Sebastián D’Andrea (Ente Municipal de Servicios Urbanos).

Quienes sí enmarcan el poder en el Ejecutivo municipal para las arcas de Baragiola y las “Palomas” son la titular de la cartera de Desarrollo Social Verónica Houquebié, la secretaria de Salud Viviana Bernabei y el subsecretario de Desarrollo Productivo e Innovación, Gustavo “Tato” Serebrinsky. También está Carlos Katz desde la presidencia de Obras Sanitarias (OSSE).

Por otra parte, se encuentran los ediles que hacen puja, Cristina Coria al menos hasta que asuman los nuevos por no encontrarse en la renovación de bancas. Mientras tanto, en el recambio llegarán Daniel Núñez, Gustavo Pujato, Marina Sánchez Herrero y la ya asentada desde 2019, Marianela Romero. Todos con una fuerte tendencia radical.

Ante todo lo referido, se puede dejar en claro que la puja por el poder de la coalición es sumamente tensa y abraza una dicotomía que puede gestar una interna electoral para comandar la ciudad. Bien queda claro que el PRO deberá hacer de mediador o elegir un costado en manera plena.

Lectores: 414

Envianos tu comentario