Panorama Político de Mar del Plata
¿Hacia dónde migran los votos en el camino?

Juntos por el Cambio y Frente de Todos, canales con muchos filtros

Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata, y Fernanda Raverta, titular de ANSES, se encontrarían preocupados por la mínima cantidad de electores que se estarían repartiendo en las elecciones de medio término. (Dibujo: NOVA)

Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata, y Fernanda Raverta, titular de ANSES, se encontrarían preocupados por la mínima cantidad de electores que se estarían repartiendo en las elecciones de medio término. Juntos por el Cambio y Frente de Todos ya no representarían “La Grieta”, por lo que asoma en las encuestas la imagen positiva de César Moraiz, vecinalista de derecha por el Frente Patriota.

Está claro que los votantes no son ovejas que se pasean partidariamente, por lo que realizar un juego potable no depende de nombres propios y agrupaciones, más bien de modos de gestionar o trabajar. Ello lo ha entendido el empresario gastronómico que se lleva conservadores, liberales, nacionalistas y por, sobre todo, vecinalistas descontentos.

Los líderes de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos ya no entienden como poder mover la aguja hacia su costa, porque se encuentran atrapados e inmersos por lo que las cabecillas principales en CABA realizan. Algo que no corre en Moraiz y su habilidad de centrarse en su propia libertad de opinión.

Almuerzos de los más concurridos, donación de alimentos en barrios carenciados y demás actividades, son en las que se ha centrado el candidato del FP. A ello, se le suma que es un contestatario de lo impuesto. Por lo tanto, las mediciones ya lo ubican como cuarta fuerza y, hasta en otras pocas, lo marcan como vencedor en el cara a cara contra el ex intendente Gustavo Pulti.

El descontento con las políticas de Montenegro

Izar la bandera LGBT a favor de personas con disforia de género, llegar a ejercer control sobre sectores comerciales, el incremento en las tasas municipales y hasta llegar a adherir al protocolo de aborto no punible, son algunos errores aplicados en agenda. A su vez, la gota que rebalsó el vaso fue estar lineal con políticas a favor de personas que se disfrazan del sexo contrario.

Ello unido a las constantes internas dentro del municipio, no han servido de mucha ayuda. A tal punto, de que ya se habla en posibilidad de haber hasta 3 listas internas, dos peronistas y una mezclada por radicales con sector PRO.

Fernando Muro, secretario de Desarrollo Productivo e Innovación, es quien se fomenta desde la Comuna para liderar la plantilla amarilla. Pero sus leves promedios de reconocimiento entre ciudadanos, ha llegado a provocar que se tambalee la estantería.

Actualmente, se ha llegado a estimar que dibujando números y siendo, al menos, algo beneficioso para tener amabilidad, estarían apenas rozando unos 30 puntos regalados. Con lo cual no se podría soñar con una ganada elección durante las PASO.

Voto castigo contra oficialismo en Provincia y Nación

La gestión bonaerense con ausencia de obras para infraestructura, repleta de restricciones por la pandemia y de mucho intervencionismo público, ha generado que el gobernador Axel Kicillof descontente a propios y ajenos. Sin ir más lejos, la barrera de aquellos más de 50 por ciento que lo tenían en lo alto, ni siquiera llegan al 30 por ciento.

Por otra parte, no hace falta indagar en el Gobierno que preside Alberto Fernández, en donde hay errores para hacer un apartado de lo más individual. Asimismo, ello también lleva a que el peronismo no K migre hacia otras paradas de mayor comodidad.

Entre las encuestas que se han filtrado, arrojan siquiera un 25 por ciento de intención de voto para Frente de Todos en Mar del Plata. A pesar del desfile consecutivo de figuritas, no hay remedio por el enorme grado de recelo hacia un posible gusto con el sector K.

Por lo que se ha llegado a filtrar, los candidatos que aparecen son la edil camporista Virginia Sívori y el doctor albertista que dirige la Escuela Superior de Medicina, Adrián Alasino. Ya un poco más lejos, con mucha presión del sector gremial, está danzando el secretario general local de la CT, Miguel Guglielmotti.

Ante todo, lo referido, vale dejar en claro que Moraiz se encuentra en provecho de las erráticas formas de realizar política, por parte de amarillos y kirchneristas. Con propuestas netamente vecinalistas y el incremento de la popularidad en la derecha, hacen que sea una alternativa de lo más certera.

Lectores: 711

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: