Panorama Político de Mar del Plata
Malestar

Frente de Todos, menos Ciano

Los pasillos del Palacio Municipal dan al Cholo como fuera del listado de precandidatos en Mar del Plata, por ser un personaje que poco aclara y más oscurece. (Dibujo: NOVA)

Ariel ‘‘Cholo’’ Ciano, actual concejal de Mar del Plata por el Frente Renovador, tiene los días contados en el Honorable Concejo Deliberante, ya que se le vence su período por haber asumido en 2017. Sin embargo, el Frente de Todos piensa en el ex intendente Gustavo Pulti (Acción Marplatense), el edil Daniel Rodríguez (Partido Justicialista) y la concejal Virginia Sívori (Unidad Ciudadana), por encima de él.

Del mismo modo, cabe subrayar que a su par se encuentran el Marcos Gutiérrez, actual presidente del interbloque del Frente de Todos, y la funcionaria legislativa Verónica Lagos, referente feminista del Kirchnerismo duro.

Ha quedado muy fuera el hijo del reconocido periodista marplatense, como cuando su ex esposa lo dejaba de lado mientras se acostaba con un reconocido directivo de Delitos Económicos y Defensor Oficial Departamento Judicial de Mar del Plata. Todo ello cuando él ejercía de fiscal en ese mismo lugar.

Siguiendo con la política, los motivos de su lejanía en poder integrar, al menos los primeros lugares de la lista de precandidatos, sería su mala decisión de no integrar el actual interbloque K. De primer momento, decidió hacer uno propio, homónimo a la denominación de su espacio político.

Después, se cansó de ir discrepando con algunos de los proyectos que fue llevando delante la bancada, desde el lenguaje inclusivo en el municipio, hasta la simbología LGBT y demás estructura feminista. Acorde a ello, Ciano siempre ha sido un hombre chapado más a la antigua y de poco ceder a los nuevos aires progres.

Un sector del Peronismo disidente lo tiene con poca lejanía, como consecuencia de su rispidez con un ala K, aunque ello no le asegura una integridad cuasi plena. En pocos aspectos, su ex compañera de interbloque, Ilda Mercedes Morro, lo tiene en un vaivén.

La representante de los gastronómicos y mano derecha de Luis Barrionuevo aún sigue manteniendo reuniones con él, pero el panorama no los vería juntos al menos en estas elecciones. ‘‘Él pactó con los K y Morro desde un principio aclaró que ella no compartía los valores, mucho menos sus posturas económicas. Pero tampoco se unió al oficialismo de Montenegro’’, advierten voces anónimas que acompañan a la legisladora.

¿Quién es en verdad Cholito?

Ciano actualmente ejerce como legislador local, pero también ejerce como docente de Derecho Procesal Penal, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Algo paradójico, ya que pertenece al espacio político de Sergio Massa, quien tiene una causa abierta por encubrir a su fiscal amigo Julio Alberto Novo por narcotraficante.

Es fiel seguidor del político Nelson Mandela y el activista Mahatma Gandhi, de quienes ha copiado ciertas costumbres que lo convierten en un político más del resto. La gran manía de legisladores y funcionarios de los círculos que tapan con buenos nombres, las malas costumbres.

Por ejemplo, en esa apatía de señalar la ‘‘corrupción’’ del macrismo, no señala la que lleva a espaldas el Kirchnerismo. Esa manía de ver la paja en el ojo ajeno y no la propia, es lo que hacía el grupo armado del filántropo sudafricano, Umkhonto we Sizwe, quienes querían abolir el racismo, pero se olvidaban de suprimir su odio hacia los blancos.

Otra ejemplificación, podría ser su gusto por las asesoras jóvenes, a las cuales acosaba cada vez que podía en los pasillos del Palacio Municipal, según confirman fuentes oficiales. Costumbre muy poco anunciada que tenía el dirigente indio, quien ya era extremista, en su afán de no respetar el límite de edad y poco le importaba si eran menores.

A su vez, se pronuncia un gran lector del escritor a favor de las guerrillas en los ’70, el marplatense Osvaldo Soriano. No hay un remate o complemento hacía algo claramente atroz.

Vale bastante dejar recalcado el hecho de que resulta ser un político muy atípico, vivaz a la hora de poder establecer relaciones en la rosca política. Sin embargo, esta vez le queda enorme el pantalón, porque está más fuera que dentro en el Concejo Deliberante, por manías y costumbres.

Lectores: 577

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: