Panorama Político de Mar del Plata
Preparativos para las PASO

El menú del buffet electoral

Los espacios más chicos deben optar entre sumarse o erigirse como una alternativa ante las dos alianzas más importantes. (Dibujo: NOVA)

Tan solo fueron 9712 votos los que separaron al intendente Guillermo Montenegro de la actual directora del ANSES, Fernanda Raverta, en lo que fue la lucha por las elecciones generales del año 2019. A partir de allí se definirán los tires y aflojes en estas confrontaciones de medio término.

Actualmente, el panorama no solo tiene la polarización en la ciudad, sino también las alternativas más a la vista. Bien puede tratarse de un acabado ex jefe comunal Gustavo Pulti, o el empresario gastronómico César Moraiz.

Desde NOVA, se anticipó la ruptura más grande de todas, entre el mandatario local y el senador bonaerense Lucas Fiorini. Esto terminó en descartar al concejal del oficialismo Alejandro Carrancio, quien de momento debería conformarse como cabeza de lista en una plantilla interna de Juntos por el Cambio para poder renovar banca.

¿Cómo se podría dar el pedido de esta gesta de poderes en plena elección? La interna estaría justificada por la buena relación entre Fiorini y los conductores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli. Sin embargo, la lapicera y todos los cartuchos están fuertes en Montenegro.

De momento, Propuesta Republicana en La Feliz cuenta con sus propios alfiles, en donde entonan el polémico diputado Juan Aicega que querría retornar a su vieja banca en el Municipio. Y también hace mella de renovación pronta, con favoritismo del mandatario local, Guillermo Volponi y su mínima militancia.

A su vez, el intendente ya tiene bastantes patas peronistas entre sus filas como para lidiar con otra más, y de la cual no es su agrado. En este caso, el subsecretario de Acción Comunitaria, Cristian Beneito, estaría con el armado de Peronismo Republicano, espacio que lidera el dirigente Joaquín de la Torre.

En otro caso, hace su gala el ex candidato a diputado nacional Alvaro Fanproyen, quien ya avanzó en reuniones con Florencio Randazzo para diagramar la estructuración en la Quinta Sección electoral con Sumar. Este espacio es comandado por el jefe de gabinete, Santiago Bonifatti.

Por último, en JxC, aparece la cabecilla del sindicalista Luis Barrionuevo y la legisladora Graciela Camaño, la edil Ilda Mercedes Morro de Tercera Posición. Esta se unió recientemente en el interbloque Vamos Juntos y tiene como peón personal al controversial Darío Ocampo.

El desteñido de Todos

El frente opositor local tiene más preguntas que respuestas tras el desorden que significa el bajar y subir candidatos. La lapicera la tiene Raverta, en compañía de su pareja Pablo Obeid, quien no logra hacer pie con las organizaciones sociales y demás sindicalismo. Sumado a que lo miran de refilón en La Cámpora.

Aún se espera si los concejales Virginia Sívori, Marcos Gutiérrez y Verónica Lagos, tendrán lugar para poder seguir en el Concejo Deliberante. O bien, esos sitios están reservados para las 62 organizaciones peronistas, el cual encabeza Miguel Guglielmotti.

La incógnita es qué sucedería con el Partido Fe que ya se baraja con el oficialismo nacional, y aún en la ciudad responde con Montenegro. Hay que preguntarle a Nicolás Lauría bien que movimiento realizará a futuro, con esa masa del Peronismo disidente.

La desgastada tercera vía

Gustavo Pulti es un cosechar de amores y odios, ya que no tiene números que lo hagan ver con un nuevo mandato a sus espaldas. Sin embargo, es suficiente como para lograr hacerse de un mínimo espacio en el HCD.

Lo único que puede decantar en poder arrimar como una posible opción para llegar a la Comuna nuevamente, es seguir armando la Quinta Sección y comandar la Municipalidad de General Pueyrredón. Ya que, de cara al 2023, sería muy tenido en cuenta por el Peronismo de los ex Cambiemos y el viejo Kirchnerismo del Frente de Todos.

¿Cómo llega la derecha?

Moraiz ha plantado bandera en la ciudad balnearia y ha expandido sus motores en la Quinta sección electoral con la mano de Daniel Galarza, quien busca como senador bonaerense. El espacio del Frente Patriota llega actualmente como la cuarta fuerza con un estimado del 7,2 por ciento, según miden diferentes consultoras.

Si bien a la fecha, UNIR con la dirigencia local de Emilio Sucar Grau quieren encolumnar en Juntos por el Cambio a los ex arroyistas, lo real es que dicho foco de votantes están aglomerándose con el líder de la derecha nacionalista en La Feliz. Del mismo modo, aquellos peronistas no K, vienen de a poco buscando nuevos aires con paralelismos.

La falta de nuevas caras, los vaivenes constantes entre oficialismo y oposición, el entramado oscuro de cada dirigente, entre otras cosas, han remarcado la idea de que las personas quieren alternativas. Por lo tanto, puede que las elecciones de medio término se justifiquen como una exploración previa en las PASO.

Finalmente, queda nombrar que, en la misma derecha, hay otros nombres propios como el otro nacionalista Carlos Gustavo Pampillón (Renacer), la conservadora Marisa Zizmond (Frente Vamos) y el liberal Julio Razona (Republicanos Unidos). Por el costado de la contraposición de la izquierda están el comunista Alejandro Martínez (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), el progresista Francisco Senno (Partido Humanista) y el socialista Marcos Pascuán (Nuevo Más).

Lectores: 1700

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: