Economía y Empresas
Por el feriado del 20

Bajas expectativas para el fin de semana largo: la coincidencia con el balotaje impactará en el turismo

Desde el sector advierten que hay pocas reservas y con un pronóstico de mal clima, no se prevé un repunte ocasional por viajeros espontáneos.

Los operadores turísticos ven que se les escurre entre los dedos quizás la última gran oportunidad de sumar recursos en temporada bajas con un fin de semana largo que tiene un promedio de más de 100.000 arribos y esta vez quedará atravesado por el balotaje que definirá si Javier Milei y Sergio Massa será el próximo presidente de la Nación.

El feriado del próximo lunes es el anteúltimo previo a las fiestas de Fin de Año y tiene como incentivo habitual ser el primero que le permite a los turistas encontrar a buena parte de la oferta de servicios de playa en pie, como se por estos días en balnearios con carpas dispuestas para uso de los clientes.

Hoteleros consultados por el medio local Ahora Mar del Plata aseguran que las reservas que disponen a partir del viernes próximo no superan el 45 por ciento, lo que en términos concretos significa que incluso se estará dando una ocupación similar o por debajo de la que se puede lograr en un fin de semana normal para esta época del año.

Lamentan, en particular, cancelaciones de pedidos que se habían hecho con antelación. Quizás con la expectativa de una elección que tuviera resultados definitivos en la primera vuelta, que se desarrolló en octubre.

La última carta para mejorar la ocupación posible está puesta en la meteorología. Se presumía que con buen tiempo a la vista entre viernes y lunes próximo se podría dar un buen y sorpresivo arribo espontáneo de turistas. Sin embargo el pronóstico no aporta las mejores noticias para esos días.

Incluso se habían generado paquetes promocionales para alentar el arribo de viajeros en busca de darle vida a esta infraestructura que ya comienza a disponer de personal temporario, pero a la que en esta oportunidad es muy probable que les falten huéspedes. Esas ofertas, por ejemplo, eran de tres noches de alojamiento al precio de dos por grupo familiar. “Ni siquiera con eso se movió el mercado”, confió un responsable de ese establecimiento.

Representantes de cámaras y entidades que agrupan a distintos prestadores de servicios del ramo hicieron varias gestiones, tan cerca del gobierno nacional como pudieron. El objetivo era que se corriera el feriado para la semana siguiente, como ya había ocurrido con el balotaje de 2015. No encontraron ningún tipo de aval y la posibilidad se dio por descartada desde el Ejecutivo.

El propio Bernardo Martín, titular del Ente Municipal de Turismo, reconoció que se trata de un fin de semana largo “raro” con una expectativa de arribos no muy alentadora. “Tendremos la mitad de gente”, arriesgó en declaraciones a Radio Brisas y contrastó con lo logrado este último fin de semana, en el que la demanda fue muy alta y sin necesidad de feriado. En este caso se atribuye buena parte de los muy buenos resultados al Medio Maratón que se corrió en la costa, con más de 10.000 participantes.

Para el fin de semana largo que comenzará el viernes el panorama meteorológico es poco tentador. Hay que prepararse para el próximo sábado con lluvias, vientos que superarían los 50 kilómetros por hora y un domingo de elecciones quizás ya sin agua, pero muy gris y con temperatura en descenso.

La próxima oportunidad será entonces el fin de semana largo del viernes 8 de diciembre, que abre otra oportunidad de escapadas de tres días. El calendario dará una última chance en el año ya con el feriado de Navidad, que el almanaque ubica en lunes. Y, como ya es costumbre, es posible que se amplíe con un asueto el día viernes para la administración pública.

Lectores: 240

Envianos tu comentario