Información General
Preocupación

Siguen los problemas: los vecinos se sienten abandonados ante la falta de respuestas del área de Seguridad

Los vecinos de la ciudad siguen esperando respuestas desde el área de Seguridad de la Municipalidad, ante una oleada de hechos que provocaron el malestar en la sociedad.
Los vecinos del barrio El Martillo se cansaron de los espejos de colores y procedieron a movilizarse en las afueras del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM).

Los vecinos de la ciudad siguen esperando respuestas desde el área de Seguridad de la Municipalidad, ante una oleada de hechos que provocaron el malestar en la sociedad.

El intendente, Guillermo Montenegro, había prometido acabar con la inseguridad en su campaña. Los vecinos del barrio El Martillo se cansaron de los espejos de colores y procedieron a movilizarse en las afueras del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM).

“Hace menos de un mes, la Secretaría de Seguridad instaló un domo en el barrio ya mencionado, pero en menos de 24 horas desde su colocación ocurrió un hecho delictivo. Unos delincuentes ingresaron a una casa ubicada a pocos metros de donde el municipio puso el artefacto de prevención”, comentaron.

Ante los oídos sordos del jefe comunal y la falta de respuestas desde la Secretaría de Seguridad, los vecinos de El Martillo decidieron movilizarse y exigir una reunión con el mismísimo Horacio García. ‘‘Tiene que haber medidas concretas y no las hay, nos toma el pelo este Gobierno’’, señalaron.

A pesar de que pudieron tener alguna charla esporádica, uno de los presentes recalcó que ‘‘ya pasó más de un día y aún no vemos que hayan movido un dedo’’. Y añadió: ‘‘nos están dando vueltas hace más de un mes’’.

Montenegro atendió al grupo de personas que se trasladó hasta el espacio municipal de Juan B. Justo al 3600 y, según el relato de los vecinos, se comprometió a mantener conversaciones con las autoridades policiales para endurecer los controles en la zona. Sin embargo, ya sabemos de qué trata todo esto, porque a nivel macro no cumplimenta, a pesar de los ya 417 días de gestión.

‘‘Nos dijo que va a hablar con el comisario para tratar de mejorar la custodia policial. Esperemos que eso se cumpla porque ahora no se está cumpliendo directamente nada’’, advirtió a NOVA Santiago Sanz, uno de los vecinos que se animó a representar a los vecinos.

A mediados de enero, se realizó la instalación de un domo para paliar los crecientes hechos de inseguridad en el barrio. Sin embargo, eso no ha sido suficiente y Sanz aclaró: "Por eso pedimos cámaras fijas. Porque sabemos que el domo necesita de un operador y del llamado al 911".

"No hay medidas en concreto y pareciera que la reunión de poco sirvió. Las autoridades se molestaron por nuestra movilización, pero la verdad es que parece que no hay otra forma de obtener respuestas. Si cumplieran esto no pasaría", dijo.

Asimismo, el frentista comentó a NOVA que hay otro grupo de vecinos que, ante la continuidad de ausencias en respuestas, otro grupo de vecinos que pretende cortar la avenida Peralta Ramos y la 39 para visibilizar la situación de inseguridad. Ya que, ‘‘mucha gente está cansada y no cree en estas reuniones’’.

Lectores: 233

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: