Política
Se puso picante

Polémica por obras en el olvido: Trujillo prefiere bolsillos llenos y no hablar

El sindicato de construcción, en su seccional local, no ha emitido ninguna referencia hacia el abandono del megaesqueleto abandonado a la deriva municipal en el barrio humilde Libertad.
Trujillo estuvo muy cerca de la candidata del Frente de Todos, Fernanda Raverta, durante las elecciones generales que se celebraron en el año 2019.

Son varias las banderas de la UOCRA de Mar del Plata flameando en sitios de construcción varados desde tiempos inmemorables. Sin embargo, los millones están depositados y las obras olvidadas, pero poco le preocupa al titular que poco declara, César Trujillo.

“El tema de la obra pública está muy trabado políticamente”, declaró hace muy poco el sindicalista a los medios locales. Sin embargo, no justifica en qué se utilizaron dichos montos millonarios que se arreglaron durante la gestión de los ex intendentes Carlos Fernando Arroyo y Gustavo Pulti.

En la sede que ubicada por la calle Olazábal al 1470, los televisores dentro son aún de tubo, las sillas tienen gastados los asientos y la limpieza brilla por su ausencia. Más que un centro sindical, pareciera un local en plena construcción o abandono.

‘‘La cabeza de nuestro titular es hacer política y sacar beneficios del mandatario de turno, además de mantenerse como cabeza de la organización’’, expresa uno de los tantos militantes del dirigente. Y añade a NOVA: ‘‘se gasta la plata que cobra en su beneficio, porque nosotros no hemos visto ni una migaja de lo que arregla solo para él’’.

Algunos de sus enfrentamientos, dentro de la campaña en la que apoyó públicamente a la kirchnerista Fernanda Raverta, tuvieron como protagonista al presidente de la UCIP, Juan Blas Taladrid. Lo acusó en los medios de ‘‘trabajar para el intendente Guillermo Montenegro y evitar que crezca la ciudad’’.

Del mismo modo, aprovechó siempre para respaldar a su par sindical Pedro Mezzapelle, titular de Mercantiles, sobre los “alambradores de Mar del Plara” haciendo la salvedad que “la alambran en su propio beneficio. No el de todos”. Claramente, enfrentado a Taladrid.

Entre las obras con muchas telarañas, pero con las banderas aún colgadas de la UOCRA, se encuentran el del Centro Cívico (funcionando actualmente como depósito de Tránsito y sede la Policía Local), Bauhaus, Casa sobre el Arroyo, entre otras tantas pequeñas. Asimismo, los abandonos de los pasos de tren en las interjecciones de 9 de Julio y Teodoro Bronzini; Berutti y Calle 178.

‘‘Mar del Plata ya no es La Feliz, porque cada vez es un cementerio más grande obras sin terminar que no dejan a uno transitar tranquilo o disfrutar de la belleza de la ciudad’’, expresan vecinos de la ciudad. En la misma línea, hay algunos habitantes del barrio Libertad que se quejan de los microbasurales formados en los alrededores de lo que alguna vez intentó ser el Centro Cívico de Tandil y avenida Libertad.

Ante lo referido, vale dejar en claro que hay un flujo de desaparición e injustificada verificación de millones en pesos. Para muchas personas que rodean la militancia de la UOCRA, el principal responsable es Trujillo.

Lectores: 331

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: