Política
Cambios

Elecciones 2021: los entretelones del oficialismo y la oposición

Oficialismo y oposición buscan aumentar la participación de la población en sus zonas de mayor influencia.

Juntos por el Cambio y Frente de Todos han comenzado a recorrer los diferentes rincones de la ciudad de Mar del Plata, en el contexto de las subdivisiones de circuitos electorales.

Mientras el kirchnerismo quiere fortalecerse en las zonas céntricas, el equipo del intendente Guillermo Montenegro con el Radicalismo intentan ingresar a la periferia.

Como se adelantó en NOVA, el pliego para la licitación de transporte abrió heridas y movilizó a los diferentes arcos políticos, a nada de darse los cierres para encarar las elecciones legislativas próximas.

Del mismo modo, aprobado ahora el proyecto, este se fue y el controversial panorama político se queda.

La Cámara Electoral Nacional aprobó el proyecto de subdivisión de dos circuitos electorales, el 365 y 386, además de modificar los límites del 369. Asimismo, comienza a diseñar el escenario electoral en una dimensión determinante como el esquema de distribución de las mesas de votación a lo largo y lo ancho del partido de General Pueyrredon.

Ante dicho contexto, las internas del oficialismo y los desacomodos kirchneristas hacen que el panorama político se encuentre empañado. Nombres, posicionamientos, cafés secretos, alianzas y mucha grieta, son subordinantes que encienden las legislativas.

A un costado se puede vislumbrar aquellos partidos políticos pequeños que van barriendo hacia su nicho las sobras de la dicotomía política.

Desde un Peronismo Federal que lidera la concejal Ilda Mercedes Morro, hasta el experimentado Frente Patriota de César Moraiz y la constante renovación discursiva del abogado Julio Razona con el Frente Vamos.

Divididos por el Cambio

De antemano, se entiende que cada coalición es simplemente una alianza de partidos con consensos en común, no tienen por qué ser iguales a la idea de legislar.

Para la Real Academia Española, significa ‘‘unión de cosas que concurren a un mismo fin’’ y Juntos por el Cambio poco entiende de ello, o directamente no lo aplica.

Guillermo Volponi es la primera opción como candidato a renovar su banca en el Honorable Concejo Deliberante, más allá del odio que emanan los distintos sectores del macrismo en la ciudad.

Mientras, Alejandro Rabinovich es quien encara para ser la cabeza de la Quinta Sección Electoral e integrar la lista provincial para el Senado de la Nación.

¿Vilma Baragiola? Si bien se entendía que tenía su lugar asegurado para ir como senadora, lo que ha ocurrido en las últimas elecciones internas de la UCR en Buenos Aires, parece tener un color gris. Del mismo modo, se suman las internas mismas que el radicalismo ya desarraigó, a pesar de estar fuertes aún.

Tras los escándalos de excesos por parte del senador bonaerense Lucas Fiorini y sus vaivenes controversiales, todo indica que se quedaría fuera o en un lugar muy bajo en cualquier lista de la oposición provincial.

Amén de que, desde el otro costado, se encuentra el empresario Emiliano Giri, quien miente en los pasillos con el afán de hacer creer a todos que le prometió un lugar en las planillas.

En tanto, la Coalición Cívica ARI ya tiene sobreentendido que tiene el segundo lugar asegurado, en nombre de la edil Angélica González. Esta no solo es premiada por haber tenido una buena labor, sino también es la máxima referente en La Feliz del Lilismo.

Frente de Pocos

El kirchnerismo está muy de rodillas a causa de su intención de integrar candidatos y partidos, bajo la ‘‘idea’’ de unir al peronismo. Sin embargo, resulta que no se visualizan altos en las encuestas, más por la fama de Mar del Plata, en ser una localidad ‘‘gorila’’.

Primero, la desventaja de contar con tres personas de peso y necesitadas de renovar en el HCD, como lo son Marina Santoro (La Cámpora), Marcos Gutiérrez (Partido de la Victoria) y Ariel Ciano (Frente Renovador). Sumado al menester del ex intendente Gustavo Pulti, de Acción Marplatense, en querer ingresar al Poder Legislativo.

Luego, el hecho de que sean referentes de distintos espacios y con objetivos muy distintos, hacen que comience el filtro de información confidencial. Por ejemplo, las adicciones del ex mandatario con la cocaína, las infidelidades de Cholito y el controvertido acto de Santoro en financiar militancia con dinero público.

No hay unión y todo parece estar fragmentado, en incremento al pasar el tiempo. Por ende, queda expuesto el hueso central de los conflictos electivos.

Ante todo lo referido, se puede dejar en claro que tanto kirchnerismo como Peronismo disidente, están igual de castigados internamente como el macrismo y su desencuentro con el sector radical. Ahora bien, el beneficio solamente está hacia aquellos pequeños partidos políticos que pondrán todo en las elecciones de medio término.

Lectores: 277

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: