Panorama Político de Mar del Plata
Diversas miradas

Con promesas y sin logros

Ningún área del municipio se escapa de la incapacidad política, proveniente del jefe de la comuna. (Dibujo: NOVA)

Fue noticia la expresión racista ‘‘negros’’ del Intendente amarillo Guillermo Montenegro, como un chispoteo confesional a causa de su visible fracaso como mandatario. Lejos de ser un error aislado, claro está que se suma al listado de conflictos que él mismo se genera.

Corrompió su propio slogan de campaña, la actividad laboral está por los suelos, el Club de los Heridos está más presente que nunca, las obras públicas comienzan a tener grises entre licitaciones y números que no cierran, el municipio está ausente a las necesidades de barrios y la salud solo ofrece recortes.

La inseguridad es el ojo crítico de la administración del mandatario que prometió ‘‘Montenegro es seguridad’’, aunque los índices arrojan un incremento de casi el 20% en el último año. No hay registros de manifestaciones contra un Intendente por la inseguridad, como actualmente sucede con vecinos de El Martillo, Don Emilio, Libertad, 2 de Abril y demás.

A ello se le podría añadir el hecho de que, ni pasado 365 días de gestión, y desde la Secretaría de Seguridad se originó la primera interna que decantó en un rodado de cabezas.

Por otra parte, como uno podría analizar el aumento de la delincuencia, está la vertiente del desempleo que crece sin parar, llegando casi al 60 por ciento. A la crisis que acarrea de la mano de Nación y Provincia, tampoco hizo mucho la Municipalidad con sus abusivos impuestos. Entre estos últimos, estuvo la queja de los marplatenses por el cobro de 150 pesos adherido al TSU, como efecto de la pandemia.

En la misma línea, podemos recurrir al análisis de salubridad, en donde Montenegro prometió avanzar en ‘‘adquirir dos inmuebles para el funcionamiento de dispositivos de atención de salud mental’’. Sin embargo, esta semana se conoció el plan de clausurar el Centro de Salud Mental Comunitario Coronel Dorrego, por el cual la oposición aún espera los informes que pidió.

Incertidumbre por la obra pública

Nadie encuentra explicaciones para muchas obras y licitaciones que son mal gestionadas por Montenegro. El abanico comenzó a abrirse con la creación del Distrito Tecnológico, al momento de su insistencia con el polémico soterramiento del paso vehicular en las avenidas Jara y Luro, una millonaria labor sin justificante.

Desde este medio, le recordamos al ex Ministro de Seguridad porteño que, durante el año 1998, el ex funcionario Eduardo Duhalde tuvo en carpeta la incorporación de un tren rápido para hacer el tramo Mar del Plata - Buenos Aires en menos de tres horas. En esos estudios de obras se evaluó la posibilidad de que el tren circule por un paso subterráneo en el mismo sitio. Pero el proyecto no prosperó por los altos costos en dólares y los años que llevaría realizarlo.

También fue noticia la Municipalidad de General Pueyrredón por no haber llamado a licitación la cesión de 1218 columnas de alumbrado, con un coste de 1500 pesos cada una. Las mismas se ubican en las avenidas y calles de mayor circulación, pero Montenegro decidió verticalmente dárselas a cinco empresas de publicidad.

Ahora bien, si de subastas hay que referir, el de mayor problemática expuesta fue el controversial pliego de transporte público de pasajeros. Esto quedó en suspenso por las constantes internas que se alimentaron, muchas ya arrastradas desde hace tiempo.

Dante Galván, secretario de Movilidad Urbana, prefirió resguardarse por un tiempo junto a su familia, mientras muchas personas de su equipo y hasta otros pertenecientes al Gabinete lo ven ‘‘más fuera que dentro’’. En contraposición, el secretario general Santiago Bonifatti presiona con intenciones de poder intervenir de lleno el transporte público monopolizado por la empresa 25 de Mayo.

El simple pliegue terminó por conformar el famoso Club de los Heridos, integrado por quienes han comenzado a sacar su apoyo al edil y aquellos que pertenecen a la oposición no K. Cabe subrayar que la inmensa mayoría del Gabinete y una pequeña parte de los Concejales PRO, se sienten dentro de dicho espacio y visualizan al mandatario como ‘‘muy desteñido del amarillo’’.

Ante todo lo referido, el Intendente se limitó a realizar presencia protocolar en el 147° aniversario de La Feliz y copiar la frase dicha en el festejo anterior: ‘‘lo más importante en este momento es acompañar’’. Claramente, estamos en presencia de un mandatario que cayó en paracaídas a un terreno inhóspito para él.

Lectores: 298

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: