Información General
Multas, agua en mal estado y caos vehicular

Terminó la temporada con sabor amargo en La Costa

  • Los turistas recurrieron a las canillas comunitarias, donde el agua era más clara.
    Foto 1 de 3
  • Caballos sueltos en Mar de Ajó.
    Foto 2 de 3
  • Agua en mal estado.
    Foto 3 de 3

Los turistas no imaginaron la travesía que debieron afrontar durante su estadía en el Partido de la Costa: el agua peor que la caca, las multas al orden del día y la desidia para conducir, esquivando animales sueltos, fueron las regalías del verano 2019.

NOVA NOTICIAS LA COSTA pudo captar de distintas playas videos que  revelan deslumbrantes estadísticas: cada 100 turistas 70, fueron multados.

Las ciudades más caras como Pinamar y Cariló esperaban buena temporada al igual que Mar del Plata y el Partido de La Costa, aunque se suponía que estos últimos lugares no recibirían un aluvión de turistas como  en otros años. Había expectativa en función del costo de vacacionar fuera del país por la devaluación del 2018. Sin embargo, los números no fueron buenos en consumo y ocupación hotelera durante la primera quincena de enero.

Mar del Plata, por ejemplo, recibió aproximadamente 620.000 turistas, mucho menos que años anteriores. En el Partido de La Costa, no se habla de números de turistas, pero sí que la ocupación hotelera fue similar a los otros lugares turísticos, promediando el 66 al 70 por ciento, habiendo decaído con respecto a la temporada anterior.

A pesar del esfuerzo que debieron realizar los turistas para poder vacacionar en el Partido de la Costa, los mismos fueron sorprendidos por falencias que arrastra desde hace décadas el estado municipal comandado por Juan Pablo de Jesús:  falta de agua potable, animales sueltos en la  ruta y en la  ciudad, y más de un turist, se ha llevado varias multas en vez de alfajores.

"Donde se ha visto que una ciudad turística con déficit de cocheras habilite más cordones amarillos, restringiendo los estacionamientos, esto es meramente recaudatorio", afirmó Ricardo Pané, turista de Mar de Ajó.

"Seguramente que otros como yo si hubieran sabido del gasto que significaba comprar bidones de agua y luego pagar miles de pesos por multas de mal estacionamiento, hubieron optado por no venir", aseveró Cristian Porcel, visitante de Santa Teresita.

Lectores: 242