Política
Los prohibimos, pero los usamos

El negocio oculto de los cautriciclos: una cuestión impositiva

Gendarmes circulan en cuatriciclos cuando está prohibido hacerlo. También los usan otras fuerzas.

Gendarmería Nacional circula en cuatriciclos por la Ciudad de Buenos Aires, cuando son vehículos rurales y no están autorizados para hacerlo; también lo usan otras fuerzas. La solución a la ciudadanía: "El negocio de la Gobernación bonaerense, futura recaudación en ARBA", informa el portal Noticias la Costa.

La prohibición del  uso de cuatriciclos en la provincia de Buenos Aires tiene el transfondo de un negocio redondo; con el afán de recaudar cada vez más, la equidad o "aequitas romana", sería devolver al pueblo lo que tuvo, el mismo derecho para todos. En un marco de solución, no dudaría la gobernadora María Eugenia Vidal, en imponer la obligación de patentar las unidades y pagar como vehículo para su adecuado uso. Análisis que su equipo está llevando a cabo.

La misma problemática se está evaluando en la provincia de Córdoba. 

El Reino del Revés. La estrategia. El Estado: lo prohibimos,  pero  lo usamos.  Para los ciudadanos: no usarlos y luego,  la revolución de la alegría: poder usarlos, pagando ARBA.

Una verdadera incertidumbre viven aquellos que optaron por comprar un cuatriciclo, que cuando intentan usarlo, se lo terminan sacando las autoridades.

Los vehículos cuatriciclos son indudablemente más seguros que los ciclomotores y que muchas motos. Se los compra libremente en agencias de motos pero, increíblemente, no lo pueden retirar andando tras la compra, porque si son interceptados por inspectores de Tránsito de los municipios, se los secuestran por estar prohibidos para su uso.

En primer lugar, es importante destacar que para retirarlo de la agencia, debe ser inscripto -como cualquier vehículo- y luego contar con un título al comprador. Si el cuatriciclo está catalogado como “vehículo rural” de manera que no puede ser usado en zonas urbanas. 

Si uno decide ir al Parque Pereyra -por ejemplo- pese a que es “zona rural” y hasta se alquilan caballos y los guardaparques andan en equinos, no se permite el uso del cuatriciclo, zambullendo en la incertidumbre total al adquirente, que -dicho en criollo- no entiende nada.

La Policía Federal utiliza cuatriciclos en plena Capital Federal hace más de tres años, mientras que en Mar del Plata, la Policía Bonaerense patrulla también con cuatriciclos. La Prefectura Naval patrulla las playas con cuatriciclos y el Sistema de Guardavidas de la Costa Atlántica, cuenta con supervisores que recorren las playas en cuatriciclo.

Pero si un vecino, intenta usar un cuatriciclo en alguno de los lugares citados, las autoridades se lo secuestran y lo multan por haberlo usado.

El Ministerio de la Producción de la Provincia de Buenos Aires recordó este verano que “los triciclos y cuatriciclos motorizados no pueden ser utilizados para circular por la vía pública en caso de que no estén patentados y que su conductor no tenga licencia habilitante”.

El tema clave es que ningún municipio afrontó todavía la problemática de estos vehículos, que bien podrían ser patentados comunalmente, y de esta manera, ordenar su uso y de paso, recaudarían por patentes, aparte del registro que deberían tener seguramente para manejar motovehículos. Por eso la Provincia analiza recaudar vía la agencia ARBA.

Para colmo, en los dos últimos Rally’s Dakar de Argentina, los hermanos Patronelli se consagraron campeones corriendo con cuatriciclos. ¡Campeones con vehículos prohibidos! 

Cabe recordar que los cuatriciclos participantes de la competencia internacional partieron desde el Obelisco, atravesaron varios partidos bonaerenses, rutas, y autopistas, que legalmente, nunca debieron transitar.

La Dirección de Comercio bonaerense especificó que en la Provincia de Buenos Aires, están en vigencia Código Nacional de Tránsito Ley 24.449 y el Código de Tránsito Provincial (ley 11.430) donde se especifica que “los vehículos triciclos y cuatriciclos motorizados que circulen por la vía pública, deberán ajustarse a los siguientes requisitos de seguridad: sus conductores y acompañantes, deberán llevar colocados cascos reglamentarios, anteojos de seguridad y deberán contar con seguro de responsabilidad civil contra terceros. Además el vehículo deberá tener instaladas las chapas patentes, y placas retrorreflectantes, delanteras, laterales y traseras (similar a las luces de posición de los automotores). También deberán tener fusibles interruptores automáticos, ubicados en forma accesible para facilitar la anulación del sistema en forma práctica y rápida”.

Buscan imponer ordenanzas adecuadas a la ley de tránsito, que permita patentar -y así recaudar- por estos cuatriciclos.

El colmo: Pinamar 

“Tenemos los cuatriciclos ya listos para trabajar las 24 horas y le hemos sumado una moto cedida por la Comisaría Primera y de esta forma podemos potenciar la capacidad operativa de la Policía”, comentó Martín Korín, director de Seguridad.

“Estos rondines se utilizan para llegar hasta donde los móviles policiales no pueden. Y esta capacidad disuasiva contra el delito es lo que necesitábamos recuperar”, amplió Korín al tiempo que se mostró conforme con el apoyo recibido para realizar estos avances por parte de la superintendencia de la Policía local.

“Todos estos movimientos han sido formalizados con la superintendencia de Policía local y somos el primer municipio que lleva a cabo este tipo de desarrollos especiales. A la proximidad vecinal que tiene la Policía local le sumamos ahora esta posibilidad disuasiva”, puntualizó el director de Seguridad de Pinamar. "Nuestra intención es continuar con la educación, con la capacitación. Por eso seguimos trabajando junto a un referente como Javier Pizzolito y la semana próxima tendremos una jornada en La Frontera", cerró Korín.

El concejal Carlos De Falco, quien fuera titular del área de Tránsito tiempo atrás, explicó que “hay dos tipos de cuatriciclo. Los que son importados como vehículos rurales no están autorizados a transitar por la ciudad, que son la mayoría. Que ingresan como vehículo rural”.

Es una cuestión impositiva “Como ingresan como vehículos rurales, están exentos de determinados impuestos, porque son bienes de capital, son bienes de uso, entonces esos el INTI no los autoriza a transitar por la ciudad y por lo tanto no tienen tarjeta verde y no están autorizados para circular”, agregó.

Sin embargo “hay otros cuatriciclos que son importados, para uso urbano, que sí están autorizados a circular. Es una cuestión de costos”. “En Villa María, la mayoría, por no decirte el 95 por ciento de los cuatriciclos de la ciudad, son importados como vehículos rurales”.

Mismo vehículo distinto fin, entonces.

“Cuando una persona compra un cuatriciclo, si lo quiere para circular en una ciudad tiene que tener la precaución de saber si el vehículo es para uso rural o para uso urbano, hay una diferencia de precio sustancial”. En los hechos se trata del mismo vehículo, más allá de alguna característica puntual, pero cambia su marco legal.

¿Gendarmería está autorizada?

“Cuando vos importas un bien le tenés que dar un destino, ese destino tiene que estar regulado por el Estado”.  

“Yo lo que no conozco, porque no estoy más en el área, es si los cuatriciclos de Gendarmería están autorizados para circular en zona urbana, debo suponer que sí”, sostuvo. “Puede haber incluso hasta una resolución particular para ese tipo de vehículos por parte del Estado Nacional”, aunque desconoce si esto es así.

Una vez establecido el destino, ya no puede cambiarse “porque el vehículo ya ingreso al país con un destino determinado y ese destino únicamente lo puede cambiar la autoridad que le dio el destino”, por lo que no es posible que alguien pueda ponerlo en regla por mucha voluntad que tenga.

“Los bienes de capital son bienes para la producción, por lo tanto pagás menos derechos de importación; en cambio los bienes de uso pagan muchos más derechos de importación. Una vez que vos estableciste eso, ya después no podes volver atrás”, concluyó.

Lectores: 178