Gremiales
Tras la conciliación obligatoria

Destacan la actitud del obispo Mestre ante el conflicto entre el Gobierno local y los trabajadores municipales

El obispo Gabriel Mestre y el concejal radical Mario Rodríguez.

Luego de que el Ministerio de Trabajo dictara la conciliación obligatoria y el Sindicato de Trabajadores Municipales decidiera acatar dicha medida, volviendo a la normalidad el funcionamiento del municipio, el concejal Mario Rodríguez hizo una serie de consideraciones. 

"Es tiempo de ordenar y poner en valor la ciudad de manera urgente, luego de casi un mes de medidas de fuerza, por reclamos salariales justos pero también en virtud de actitudes de destrato y agravios que complicaron aún más la posibilidad de hallar la solución", expresó Rodríguez. 

"En ese sentido, destacamos y valoramos enormemente la disposición del obispo diocesano, monseñor Gabriel Mestre, de convocar a las partes a transitar nuevamente un camino de diálogo, como lo intentamos nosotros, desde el Concejo Deliberante, en varias oportunidades", dijo Rodríguez

"Ojalá ahora, luego del daño innecesario producido a la ciudad, a sus vecinos y comerciantes, y a los turistas que nos visitan, podamos entender que hay que frenar a quienes continúan con actitudes piromaníacas, a fin de lograr acuerdos definitivos y garantizar la paz social. El principal responsable de que esto suceda es el intendente Arroyo. Ojalá lo comprenda", enfatizó el edil radical.

Lectores: 464

Envianos tu comentario