Panorama Político de Mar del Plata
Panorama Político

Los "intendentes" de Mar del Plata aplican un mega tarifazo con la TSU

Fernando Arroyo, intendente de Mar del Plata. (Dibujo: NOVA)

Por Christian Cardoso, de la redacción de NOVA

La Tasa por Servicios Urbanos (ex Alumbrado Barrido y Limpieza) tendría que ser una de las formas a través de las cuales los vecinos de Mar del Plata y Batán retribuyen los servicios que les brinda el Municipio, pero la ecuación servicios- tasas se ha disparado al punto que el vecino no sabe qué y porqué está pagando.

Nadie niega que las tasas debían que ajustarse y corregirse, pero de ahí a esta realidad hay un abismo tan profundo como los pozos que hay en la ciudad.

El gestor de la ordenanza fiscal que permite este brutal aumento, es el Secretario de Hacienda e Intendente Virtual, Hernán Mourelle, impuesto por la gobernadora María Eugenia Vidal al Intendente electo Fernando Arroyo. Pero tampoco debemos olvidar que, a pesar de los argumentos esgrimidos en el Consejo, éste es quien termina aprobando la ordenanza fiscal haciendo uso de la mayoría automática que el oficialismo tiene en el HCD. 

“En Mar del Plata se impuso la mayoría automática frente a los argumentos porque justamente no hubo argumentos del oficialismo para que no califiquemos a esto como un aumento brutal de las tasas municipales” decía el concejal Santiago Bonifatti aquella noche donde se aprobó.

La orden recibida desde Provincia al “intendente virtual” Hernán Mourelle fue ajustar todo lo que se pueda, y allí el Intendente electo poco y nada pudo hacer para sostener el 24 por ciento de aumento que había prometido aplicar, y sin escala se pasó a un 400, 500 por ciento y en algunos casos mucho más.

Las boletes están llegando a todos los hogares, y ahora los vecinos tienen el resultado de esa extraña y compleja comunicación, que no tardó en llegar luego de la sanción de la ordenanza, y que ni el Intendente Arroyo supo explicar. "Ni haciendo un curso se puede entender qué es lo que Arroyo quiso decir en la carta que anticipa el tarifazo de la Tasa de Servicios Urbanos, porque lisa y llanamente parece un trabalenguas o unos de esos juegos para desafiar la mente, con la diferencia que esto es muy lastimoso para todos", "Los vecinos no saben cuánto van a pagar de aumento, algo que ni el propio Arroyo pudo explicar”, manifestaba en dicha oportunidad el edil Ariel Ciano.

De nada sirvieron las modificaciones que algunos concejales plantearon para amortiguar el impacto de la brutal suba propuestas originalmente, y hoy los contribuyentes ya están recibiendo las boletas de la Tasa de Servicios Urbanos, las cuales registran incrementos muy superiores al 400 por ciento, con subas que para los terrenos baldíos superan hasta el 1.000 por ciento.

Ahora a partir de la implementación de las normas recaudatorias, comienza a plasmarse con claridad que varias disposiciones que no fueron sometidas a corrección terminaron dando lugar a incrementos que, según reconocieron algunos concejales oficialistas, están resultando “desmesurados”, pero de los cuales no hay marcha atrás.

Solo un proyecto de la Coalición Cívica, presentado por la concejal Angélica González, que se debatirá en la próxima sesión del Honorable Concejo Deliberante pretende dar un poco de respiro al contribuyente, que de ser aprobado permitirá al mismo abonar “solamente el ajuste retroactivo” de los anticipos de la cuota 1 a 6 en 12 cuotas sin interés.

Todo esto, sumado al aumento de tarifas de gas y luz, el 30 por ciento de Obras Sanitarias, el fuerte desempleo en la ciudad, el incremento del GNC que afecta la actividad de taxis y remises, la suba del boleto del micro en un 45 por ciento interanual, la escasa actividad en el puerto, los reclamos salariales de los docentes de todos los niveles en la ciudad, las quejas planteadas por los productores rurales de Mar del Plata por el fuerte aumento que registró la Tasa por Conservación, Mejorado y Reparación de la Red Vial que amenazan con ir a la justicia; están asfixiando al Marplatense al punto tal que se está a poco de cumplir el objetivo contrario de Mourelle y concretarse el análisis del concejal de Sumar, Santiago Bonifatti, cuando decía que: “No solo pensamos que hará daño al bolsillo de los marplatenses sino que las consecuencias serán que caiga la recaudación y que no se podrá financiar el presupuesto: Por el otro lado, aumentos del 400 o 500 por ciento pueden generar una rebelión fiscal que significa que aquellos que pueden pagar y ven los montos de aumentos, sin entender las circunstancias, no pagan”.

Por lo pronto los marplatenses somos rehenes de políticas que se piensan a 400 kilómetros y divorciadas de la realidad de la ciudad y su gente.

Lectores: 1071